viernes, 11 de abril de 2014

Capítulo 5 de R.I.F.

¡Buenas a todos! Antes de nada quiero desearos a todos felices vacaciones de Semana Santa. Ya era hora de unas mini vacaciones, pero que sabrán a gloria para todos y cada uno de nosotros. Espero de todo corazón que las disfrutéis y las aprovechéis a tope.
Deciros un par de cosas, hoy, como cada viernes, hay capítulo jejeje, así que ya hay una cosa menos en nuestra lista. La segunda cosa es que durante estas vacaciones no subiré capítulos, ya que estaré de vacaciones y no podré dejaros ni el martes ni el viernes santo un capítulo nuevo, pero todo no está perdido, porque el MARTES 22 DE ABRIL tendréis el capítulo 6 con vosotros, ¿no es estupendo?
Así que nada, os dejo con este capítulo donde, ya veréis que algunas cosas comienzan a tambalearse... No digo nada más porque al final digo lo que no debo decir jajaja. ¡Feliz Semana Santa! Seguimos en contacto por Facebook, ¡no se os olvide!

CAPÍTULO 5

Tocaban las 5 menos 5 cuando sonó el timbre. Fernando bajó y abrió la puerta a Mandy.


Ambos se dieron un par de besos.
      -        Me he traído los deberes de Sociales y Mates,-dijo la chica-.

      -        Ah bien, vamos a mi cuarto, así estamos más cómodos.


Fernando entró primero seguido de Mandy y ella al ver su cuarto se sorprendió.
      -        Guau, menudo cuarto tienes.
      -        ¿Te gusta?
      -        Y tanto, hasta con tele y todo…


Ambos chicos se quedaron callados un poco cortados hasta que Mandy habló.
      -        ¿Dónde me siento?-preguntó Mandy-.
      -        Hazlo en el escritorio, yo me pongo aquí a tu lado. ¿Por qué empezamos?
      -        Mates es más complicada…
      -        Venga vale. ¿Te sabes ya las ecuaciones de segundo grado?


Mandy no era muy buena en los estudios que digamos…
      -        Arggg, no. Se me dan como el culo. No entiendo por qué al pasar una x2 a la izquierda del igual se pone negativa.
      -        Porque si a la derecha está con el signo positivo, al pasar al otro lado, se convierte en negativa y se resta con la otra x2, ¿entiendes?
      -        ¿Cómo la voy a restar si no tiene número?
      -        Mandy, si es –x2 será porque hay una x negativa. Si hay una x ¿qué número es?
      -        ¿Uno?
      -        Claro, 3x2 – x2 es igual a 2x2.


Mandy se puso a pensar en lo que le acababa de decir Fernando.


Sin embargo, Fernando era un crack en los estudios
      -        ¿Lo has pillado Mandy?
      -        Más o menos.
      -        Jeje, yo ya lo he terminado.
      -        Joe no vale. Espérame.
      -        Jajaja, vale, vale. Espera que te ayudo…


Una hora más tarde, con todos los deberes hechos y terminados, decidieron poner un poco de música y a Mandy se le ocurrió la idea de bailar un poco.


Fernando se lo estaba pasando muy bien pero pensaba que no estaba bien bailar con una chica teniendo novio.


Mientras tanto, en el parque…
      -        ¡Ay que me mato!-gritó Fany-. ¿Tú cómo vas?


Travis intentaba concentrarse para no caerse en la pista.
      -        Shhh, cállate que me desconcentras…-dijo Travis-. Izquierda, derecha,    izquierda, derecha…


Pero era un patoso de mucho cuidado
      -        ¡Que me caigo! ¡¡Que me caigo!!


Tras un rato patinando Travis y Fany, decidieron hacerlo juntos.
       -        Mira,-dijo Fany echado vaho por la boca-.
       -        Sí, hace frío. Han bajado las temperaturas mucho jeje. ¿Sabes? Tienes boca de muñeca hinchable.
       -        ¡Oye! ¡Qué perro eres conmigo! Jajaja, serás malo…


Mandy se lo estaba pasando muy bien. Estaba bailando con el chico que le gustaba en el cuarto de él.


El CD se paró y cariñosamente la chica agarró ambas manos de Fernando.
      -        Muchas gracias por esta tarde. Me ha encantado pasarla contigo.
      -        Yo también me he divertido Mandy.


Un profundo silencio se estableció en la habitación…
      -        Espero,-dijo la chica abrazándolo-, que esta amistad permanezca.
      -        Claro…-dijo muy inseguro Fernando-. No debería estar haciendo esto,-pensaba para sí mismo-.


A todo esto, Travis y Fany…
      -        Travis, es tarde y mañana hay clase…
      -        Claro, te acompaño Fany.
      -        ¿Estás seguro?
      -        No hay problema mujer, así damos un paseo.


Al llegar a casa de la chica, ambos se abrazaron.
      -        Muchas gracias por hacerme tan especial esta tarde Travis.
      -        Me ha encantado pasarla contigo.


Entonces Fany avanzó hacia el chico y lo besó suavemente en sus labios.


Mientras tanto, en casa de Fernando se hizo un silencio tras el abrazo de este con Mandy mientras ella mantenía una mano en el hombro masculino, por lo que lo atrajo hasta él y lo besó dulcemente casi sin atreverse.


Fernando se puso muy nervioso y le dijo a Mandy que tenía que irse y que por favor no le contara a nadie lo que había pasado esa tarde. Ella confundida se fue. Al subir Fernando a su cuarto tras acompañar a su visita a la puerta, se puso hecho una furia consigo mismo tras besar y coquetear con otra persona que no era su novio. ¡¡Además era una chica!!


Fernando se sentía sucio por dentro. Nunca en su vida se había sentido así y quería que ese sentimiento de culpa saliera de él pero no podía.


Mientras Fernando se lamentaba en su cuarto, su chico se daba el lote con Fany en la puerta de la casa de ella.
      -        Así entra en calor cualquiera,-suspiró Travis-.
      -        Me encanta poder besarte. Ya verás cuando le cuente que me he liado con el más guapo de la clase.
      -        Ah, sobre eso… Me gustaría que fuera un secreto entre tú y yo. Verás, quiero que sea una sorpresa y que la gente se entere si esto sigue adelante.
      -        ¿Te gustaría ser algo más?
      -        Todo se verá…-dijo el chico-.


Fernando no paraba de dar vueltas en su cuarto y le mandó varios WhatsApp a Travis, pero como no contestaba, lo llamó.


Sin darse cuenta de nada, Fernando cogió ropa de abrigo y fue a recibir a Travis que apareció a los pocos minutos.
      -        ¿Qué querías Fer?
      -        Necesito hablar contigo…


Fernando se apoderó de la boca de Travis y lo besó profundamente casi sin tiempo para respirar.


Travis, sorprendido por la reacción de Fernando, le correspondió haciendo que su lengua jugueteara con la de Fernando cuando 10 minutos antes había hurgado en la boca de Fany.


Separándose Fernando, un poco más tranquilo, habló con Travis.
      -        Me encantan tus besos.
      -        ¿Para eso me llamaste?
      -        ¿No te gusta cómo te he recibido? Te necesitaba. Esta tarde no hemos quedado y… te echaba de menos.


Fernando estaba en una nube…
      -        Me gustan mucho tus besos. Mueves la lengua como si tuviera vida propia.
      -        Es mi especialidad.
      -        Que tú sepas ahora. Tú y yo tenemos que quedarnos una noche juntos. Va a ser la mejor noche de tu vida…


Esa noche, Fernando se fue un poco más tranquilo a su cama, pero no podía dejar de pensar que esa tarde había besado a una chica ¡y le había gustado!


Sonó el terrible sonido del despertador y Fernando se levantó a duras penas y con la cara larga. Tenía que ir a clase y verle la cara a Mandy estando su novio al lado. Lo peor es que nadie lo sabía y no quería que nadie se enterara. Bueno, alguien lo sabía, Lulú…


CONTINUARÁ…