martes, 6 de agosto de 2013

Capítulo 9: Sorpresas

¡Hola de nuevo familia simmer! ¿Cómo se presenta la semana? Espero que muy bien y que el fin de semana pasado lo hayáis disfrutado mucho.
Como cada martes, aquí traigo una nueva entrega de Pobre Rico. Me gustaría saber vuestra opinión y que comentarais, pero sólo si vosotros queréis. No os entretengo más y aquí os dejo el capítulo de hoy.

CAPÍTULO 9: SORPRESAS

Tras las clases, Carlos estaba en el ordenador y en una página social vio algo que le sorprendió mucho. No se lo esperaba.


Esto fue lo que vio exactamente.


Carlos, no se lo podía creer, por lo que se fue a hablar con su hermano.
Carlos: Ricardo, ¿y esa foto del Facebook?
Ricardo: Mi novia y yo.
C: Pero, ¿desde cuando tienes novia?
R: Desde hace un mes.
C: ¿Y eso? Anda guarrón jajaja.
R: Jajajaja, ¿qué dices? Cuidado con lo que dices de mi novia, ¿eh?
C: Shh, que yo las novias de mis colegas las respeto y las de mi hermano son sagradas.
R: Vale, vale. Eso espero jajaja.


C: Y bueno, ¿cómo la conociste?
R: Pues resulta que fui al supermercado a hacer la compra y estaba en la cola. A ella se le cayó al suelo una botella de aceite y se lo recogí y ahí empezamos a hablar y la acompañé a su casa. Después ella me dijo que le había gustado mucho hablar conmigo y que si podíamos quedar para hablar en otro momento. Y a partir de ahí hasta ahora.
C: Joder, mi hermano está hecho todo un ligón jajajaja.
R: Anda, anda.
C: ¿Y cómo es?
R: Ya la verás, jeje, no te preocupes.


Tras hablar con su hermano, Carlos se fue al jardín y se puso a pensar que el llevaba solo mucho tiempo y que no había querido a una chica verdaderamente, sólo a Paula, pero le hizo mucho daño y ya la había perdido para siempre...


De todas maneras, cogió su móvil y la llamó.
C: Hola, ¿Paula?
Novio: No, soy su novio, ella está en la ducha, ¿quién le llama?
C: Ah, entonces nada, ya la volveré a llamar más tarde, ¿vale? Hasta luego.


Tras esto, la decepción fue mayor y se fue a dormir.


A la mañana siguiente se levantó para ir a clase y al salir al balcón vio salir a una chica de casa... 
C: Espera, ¿no será...?


En el autobús de camino al colegio, Carlos le preguntó a su hermano.
C: Niño, ¿tú has estado esta noche con tu novia?
R: Ehmm... no.
C: No mientas, que la he visto salir de casa.
R: ¿La han visto papá y mamá?
C: Que yo sepa no.
R: Uf, menos mal. No quiero que se enteren que he pasado con ella la noche.
C: ¿En donde?
R: En la habitación de invitados, donde te pilló Paula con...
C: Sí, sí, ya se donde. ¿Y bien?
R: Tio, es una auténtica gozada. Madre mía de mi vida que gustazo.
C: ¿Pero lo has hecho con ella?
R: ¿Que si lo he hecho? Yo no, ella me lo ha hecho a mi, jooooodeeeer tío.
C: Jajajaja, uuhhh, mi enhorabuena picha brava jajaja.
R: Jajaja, gracias, gracias, pero una cosa, no se lo digas a papá ni mamá.
C: Descuida, mis labios están sellados, lo prometo.


Mientras tanto, Aurora estaba en el parque paseando a Mister y se paró a hablar con una vecina de sus cosas, los chismes, los maridos, la casa... Lo típico vamos.


En ese momento, recibió una llamada.
Aurora: ¿Digame?
Parlamento: Buenos días, ¿Aurora Aragón?
A: Sí, ¿quién es?
P: Mire, la llamo del Parlamento español en Londres, verá...



CONTINUARÁ...