martes, 7 de junio de 2016

Capítulo 13 de "Cero"

Buenaaaaaas. Sí, lo sé. Deberíais matarme por llevar 2 semanas sin subir capítulo, pero entre las pocas ganas y que cuando quería no tenía tiempo... Total, que aquí estoy para subir capítulo y a ver si subo uno al día y así os recompenso. ¿Qué os parece?

CAPÍTULO 13

Eva se fue después de desayunar y Naim se puso a leer el periódico como casi siempre que podía hacía.


Al terminar el periódico, se levantó para mirar la foto que se habían hecho el día anterior.


Solo como estaba, no se lo pasó mal al final del todo.
-          Podría acostumbrarme a dar una vuelta de vez en cuando…


Ese día tenía turno de tarde, así que a las cuatro de la tarde entró en comisaría. Sin embargo, apenas media hora después recibieron una llamada de los bomberos.


Naim y Scott se subieron al coche patrulla. Scott salió rápido del coche y miró la escena y se quedó petrificado.
-          ¿Qué pasa?
-          Naim, no deberías ver esto.
-          Anda ya, he visto de todo.
-          Naim… voy a pedirle al comisario que te retire del caso.
-          ¿Qué te pasa en la cabeza? ¿Se puede saber qué coño ha ocurrido?


Scott había visto la escena y quería evitar un mal trago a Naim, pero este era muy cabezota.


Naim, sonriendo, dio un paso adelante.
-          Quítate del medio Scott, voy a ver lo que ocurre.
-          No Naim, no…
-          Scott venga, no seas pesado.


Naim giró hacia la derecha dejando atrás el coche de los bomberos y también se quedó petrificado al ver la escena.
-          No puede ser…


Scott sabiendo cómo se sentía Naim se acercó.
-          ¿Cómo estás?
-          Bien… Tengo que cerciorarme.


Naim bajó acercándose más al coche. Dentro se podían ver los restos de dos cuerpos humanos inertes, sin vida.


Mirando detenidamente, Naim se dio cuenta que todo estaba cuidado al detalle, como la otra vez…


Pero algo le llamó la atención. Sobre el coche se veía algo que no podía reconocer bien, así que pidió ayuda a Scott y juntos se metieron en el agua para sacar aquello.


Al cogerlo en las manos, los dos temblaron, se miraron y lo depositaron en el suelo.
-          Es… una maceta Scott.
-          Sí, me temo que ha vuelto. El asesino de la maceta está aquí.


Naim se quedó con la mirada totalmente perdida. Estaba repasando recuerdos, casos anteriores, asesinatos exactamente iguales…


Finalmente Naim pidió el resto del día libre, necesitaba asimilar la vuelta de ese asesino en serie que tanto daño había hecho a la ciudad, pero en casa tampoco tendría descanso.
-          Pero… ¿qué coño?


Entró en casa y vio que la estantería estaba corrida hacia un lado. Alguien había entrado en su casa.


Abrió la puerta agarrando su arma con la otra mano por si tenía que utilizarla, pero lo que se encontró fue una carta.


La carta decía…


De la rabia rompió la carta, sacó su pistola y entró en su dormitorio inspeccionando cada rincón.


Pero en su cuarto no había nadie.


Saliendo de la casa se dirigió a la parte trasera y allí escrutó todos los escondites que se conocía, pero tampoco hubo suerte…


Y por último, fue al garaje, lugar al que no entraba desde hacía más de un año…


CONTINUARÁ…