viernes, 3 de octubre de 2014

Capítulo 21 de R.I.F.

¡Hola a todos queridos amigos! Ya estamos aquí un día más para seguir subiendo capítulos de esta historia. ¿Qué os pareció el capítulo de ayer? Fernando ya está en la universidad y es una persona adulta así que... A partir de ahora os aseguro que va a haber más cosas y muchos giros inesperados en la historia. Espero no decepcionaros ^_^

CAPÍTULO 21

A la mañana siguiente Fernando se levantó de la cama y vio que estaba dormida en la otra cama Abbie, así que cuidadosamente se cambió de ropa y se vistió para irse a clase.


Salió corriendo porque iba con la hora justa y no quería llegar tarde.


Para la segunda clase, tuvo que irse a otra facultad y cuando llegó se encontró con Abbie.
-        ¿Acabas de salir de Bioquímica?
-        Sí, y prepárate porque el profesor manda huevos…
-        Bueno… luego nos vemos.


Terminaron las clases y se fue a la resi. Un compañero había preparado perritos calientes y se comió uno.


Mientras almorzaba charlaba con dos compañeros de residencia. Hablaban de las clases, profesores, asignaturas…


Fernando fue al baño a lavarse los dientes cuando se encontró con Abbie y se paró a hablar con ella.
-        Abbie, no sabía que ahí dormías tú, si lo llego a saber me hubiera ido a otro cuarto.
-        No te preocupes. Tú llegaste antes que yo. Si lo hubiera sabido me habría ido a otra habitación. Si te molesta lo hablo y me cambio, ¿eh?
-        No quiero que te cambies, quiero decir, que por mí no lo hagas que me da igual.


La chica sonrió.
-        Oh, qué mono. ¿Entonces te da igual que durmamos juntos?
-        Bueno, juntos no dormimos jajaja.
-        Ay, ya me has entendido jaja.
-        Sí, te tomaba el pelo jejeje.
-        Oye, ¿todos los españoles tenéis ese algo especial?
-        ¿El qué?
-        Ese atractivo que tenéis. Llamáis mucho la atención.
-        Tú también me atraes mucho…


Acto seguido, Fernando se acercó y la besó apretando sus labios contra los de ella.


Se separaron un poco pero ella lo abrazó y siguió besándolo, esta vez moviendo más la boca y uniendo sus lenguas por primera vez.


Fernando sacó el móvil.
-        ¿Qué haces Fer?
-        Quiero inmortalizar este momento,-dijo poniendo la cámara y juntando sus bocas sacándose la foto.


Vieron la foto una vez que se la habían hecho.
-        ¿Te gusta, Abbie?
-        Está muy cuca jejeje.


Fernando guardó el móvil y siguieron besándose. La pasión les recorría la sangre de arriba abajo.


La mañana siguiente se levantó lluviosa, así que Fernando corrió para no mojarse.


Entró en clase llamando a la puerta. Cuando le dieron permiso entró.
-        Disculpe el retraso profesor.
-        Venga, siéntese Fernando.


Se sentó en primera fila y sacó una libreta para tomar apuntes.


El profesor parecía haber cogido carrerilla, no paraba de explicar y no callaba un momento, así que los alumnos escribían sin parar.


El profesor se volvió para explicar lo que acababa de escribir y vio que dos alumnos estaban dormidos.


Fernando aprovechó para preguntar una duda que tenía.
-        Dígame Fernando.
-        Verá, es que en lo que ha explicado…


El profesor con mucho gusto comenzó a explicarle a Fernando la duda que había planteado haciéndolo de una forma que todos lo comprendieron más fácilmente.


Cuando terminó…
-        ¿Ha quedado resulta su duda?
-        Perfectamente. Muchas gracias.-        ¿Alguna cuestión más?


De repente la compañera de su lado se despertó y miró la pizarra atónita porque no entendía absolutamente nada.


Tres cuartos de hora más tarde el profesor terminó la clase y todos los alumnos se levantaron para irse.


Como era temprano todavía, se puso a jugar al ping-pong con una compañera de residencia.


Iban muy igualados en los puntos, ninguno perdonaba al otro con las palas.


Pero esta chica, Alison, comenzó a anotar puntos y ganó la partida con un resultado bastante abultado y descompensado.


Fernando acababa de perder a una partida de ping-pong… Tendría que ensayar mucho más para poder ganar a quien fuera.
-        Bueno, deja de bailar Alison que ya me he dado cuenta que me has ganado.
-        Déjame que lo celebre, que es la primera vez que gano…
-        Vale, me acabas de mejorar el día, muuuchas gracias.


Alison se acercó a Fernando entonces.
-        ¿No te habrá molestado no?
-        Anda mujer, para nada. Simplemente tenía esperanzas de ganar.
-        Ya lo harás. Por cierto, tu cara me suena…
-        Anda, como en Antena 3.
-        Jajaja, no, en serio. ¿Te he visto en algún lado?
-        No lo sé, no creo…


Fernando no sabía de qué le conocía Alison.
-        ¿Tú has salido en algún programa de televisión?
-        Nunca…
-        Ah, ya sé. ¿No eres el que desapareció?


CONTINUARÁ…