viernes, 9 de mayo de 2014

Capítulo 8 de R.I.F.

¡Buenas tardes a todos y feliz viernes! Como cada viernes estoy aquí para dejaros capítulo, ¿lo estáis esperando? No quiero demorarme así que aquí os lo dejo y el martes tendréis el siguiente jejeje. Pasad buen fin de semana y a los que en esta época estamos de exámenes, ¡ánimo!

CAPÍTULO 8

Esa mañana como todas las demás, Fernando se levantó, se puso la ropa y bajó para esperar al autobús. Miró a la puerta y ese día no estaba ni Mandy ni Travis. No sabía por qué pero se sentía mal porque no estuviera Mandy. Le daba mucho cariño y era muy dulce con él. Respecto a Travis, le daba igual que no estuviera, después de lo que acababa de ver la tarde anterior…


Fernando pensaba fríamente en la relación de él con Travis y en realidad nunca había sentido nada especial. Durante el tiempo en el que estuvieron juntos, solo se besaron, nunca pasaron a más. Obviamente si una persona besa bien, indiferentemente del sexo que sea, sus besos van a gustar pero nunca cuando lo veía ni a él ni a otro chico sentía mariposas. ¿Sería verdad lo que le había dicho Mandy de que se apoyaba más en los chicos por culpa de todas las mujeres que habían pasado por la vida de su padre?


Esa mañana había mucha niebla y los coches tenían que conducir más lento, por lo que el autobús se retrasó un poco, por lo que le dio tiempo para repasar el examen mientras llegaba.


Llegó el primero a su clase, era raro que no estuviera ya Steve.


Justo cuando se estaba sentando entró Steve.
-        ¡Buenos días Fernando! ¿Has estudiado?
-        Sí, se me el tema entero. ¿Y tú?
-        Claro, mis notas no pueden bajar de sobresaliente.
-        Eres un mamón Steve jajaja.
-        Jajaja, oye, que tú sacas buenas notas también, ¿eh?


Al ratillo llegaron juntitos Travis y Fany. Fernando se les quedó mirando levantando la ceja izquierda poniendo cara de incredulidad. Era más que obvio que tenían algo aunque no les hubiera visto la tarde anterior.


Mientras tanto en casa, Lulú hacía ejercicio ya que era su día libre.


Quería seguir estando en forma.
-        Ahora que estoy sola en casa, voy a ver si averiguo lo de las fotos que me dijo Fernando.


En clase, el examen empezó y Mandy, como era normal, se sentó junto a Steve e intentó copiarse.


Fernando hacía el examen muy tranquilo ya que había estudiado bastante y se lo sabía perfectamente.


En cambio Travis y Fany no parecían haber estudiado tanto. Claro, todo el día intercambiando… palabras el uno con el otro.


Steve hacía el examen pero no podía concentrarse porque Mandy le molestaba con preguntas. Él no quería que lo pillaran ya que él no se estaba copiando.
-        Muy guapa pero muy tonta…-pensaba Steve-.


Una vez que Mandy copió la respuesta que no se sabía, el resto lo puso ella sin necesidad de ayuda. ¿De verdad había estudiado algo? ¡Milagro!


En ese momento, en el cuarto de Fernando entraba Lulú y se sentaba frente al ordenador.


Lulú creía que sería más fácil, pero Fernando podía ser cualquier cosa menos idiota, así que puso a su ordenador una contraseña de acceso. Lulú se devanó los sesos pero no encontró una contraseña válida.


Dejando por imposible poder entrar en el ordenador, se levantó y procuró dejar todo tal como se lo había encontrado.


Cuando estaba por casa, normalmente usaba leggins pero estos eran más que llamativos.


Fernando terminó el examen el primero y se salió de clase como era costumbre. Estaba contento porque estaba más que aprobado, seguro.


Travis, a los 5 minutos, salió de clase.
-        ¿Cómo te ha salido el examen Fer? A mi creo que bien.


Fer no quería hablar con Travis.
-        En la pregunta 5 me he explayado y he puesto todo el punto 3 del libro que preguntaba,-decía Travis-.


Y a Fer no le importaba que se lo notara.
-        No me importa si has aprobado o has suspendido. Díselo a Fany, que para eso la tienes a ella, ¿no?


Travis estaba bastante extrañado.
-        ¿Por qué dices eso?
-        Mira Travis, déjate de gilipolleces que ayer te vi con Fany sentados en un banco del parque los dos muy acaramelados…
-        Fer, te lo puedo explicar.
-        ¿Ah sí? A ver dime, ella te besó y no pudiste hacer nada y te ha estado persiguiendo todo el día y por eso no has venido a mi casa ni a recogerme para irnos juntos ni nada… Pobrecito.


Travis quería solucionar las cosas.
-        Lo mejor será que quedemos más tarde y lo hablemos más tranquilamente. ¿En Eugi’s a las 4 de la tarde?
-        Hecho, allí nos vemos.


Llegada la hora, ambos estaban allí y bajaron a hablar.
-        Bueno, empieza a decir excusas.
-        Fer, ¿me vas a dejar hablar?
-        Sí claro, empieza…
-        Todo fue hace un par de días, cuando tú quedaste con Mandy y yo lo hice con Fany. Pasamos una tarde muy buena y al despedirnos ella me besó. Me quedé al principio un poco pillado pero me dejé llevar por la emoción del momento.
-        ¿Y esa emoción te ha durado hasta hoy no?


Travis estaba comenzando a cansarse de la actitud de Fer.
-        Mira, si vas a empezar a ponerte irónico paso de hablar contigo y me voy. Te pones insoportable.


Fer se quedó callado…
-        A este al final le pego…-pensaba Fernando mirando hacia el frente aguantando las ganas de pegar una voz-.


Travis comenzó a hablar otra vez.
-        Fer, soy culpable de que me dejé llevar por la situación, no la empecé yo pero admito que di pie para que continuara. Cuando te besé por primera vez a ti lo hice para experimentar, no porque realmente me gustaras. Eres una gran persona y ahora que ha surgido esto con Fany, estoy descubriéndome a mí mismo.
-        ¿Te gusta ella?
-        Sí, pero después de todo el tiempo que llevo contigo, también siento algo por ti.


Fer eso no se lo esperaba…
-        ¿Me estás diciendo que crees que eres bisexual?
-        Algo así…
-        Pues yo también tengo que decirte que el día que quedé con Mandy, ella me besó, pero yo me sentí culpable y la eché de casa y ayer te encuentro con Fany tan tranquilo y yo muriéndome de culpa y me enrollé con Mandy.
-        ¿Enrollarte pero con algo más?
-        No, solo nos besamos y algo que me dijo ella me hizo pensar seriamente sobre un aspecto de mi vida.


Travis cambió su cara.
-        ¿Sobre qué?
-        Tengo que pensarlo todavía. Lo que sí tengo claro es que después de lo que ha pasado, lo nuestro no puede seguir.
-        Pero si yo te quiero.
-        Travis, si estás con dos personas y no sabes a quién elegir, quédate con la segunda porque si de verdad quisieras a la primera no tendrías la necesidad de buscarte a otra. Nos vemos el lunes, buen fin de semana.


Fernando se fue a su casa y se conectó al Skype. Necesitaba hablar con Mandy…



CONTINUARÁ…