viernes, 12 de julio de 2013

Capítulo 2: Descuidos

¡Hola a todos! Disculpad por no haber subido capítulo este martes pero he tenido una semana bastante ocupada. Espero que estéis disfrutando del verano, si soy de aquí de España y si no, pues hay que esforzarse que luego vienen las recompensas.
En fin, que no me entretengo más y subo capítulo. ¡Hasta muy pronto!

CAPÍTULO 2: DESCUIDOS

Paula: ¡Que haces gilipollas!
Carlos: ¿No lo ves?
P: Por lo menos ten la decencia de taparte.
C: Estoy en mi casa y puedo estar como quiera.
P: Entonces seré rápida. ¿Por qué? ¿Qué te he hecho para que me pagues así?
C: Es simple, yo tengo mis necesidades y si no me las das, pues busco en otra parte, es simple.
P: Si no he querido hacerlo contigo no es porque no me gustaras, sino porque no me sentía preparada.
C: Pues ea, métete a monja tía, ¿qué quieres que te diga?


P: Qué tonto eres. ¿Cómo no escuché a mi hermana cuando me dijo que eras malo para mi?
C: Pues vete con tu hermana anda, a ver si así creáis un convento de monjas.
P: Estúpido. No merece la pena ni gastar saliva contigo.
C: Si vas a estar aquí para insultarme ya te puedes estar largando.
P: ¿Me estás echando?
C: Encima de estrecha subnormal...


P: Que te follen chaval. Tanto presumir y al final resulta que tienes un micropene.
C: Ya te gustaría a ti que te metieran una como esta "bonita".
P: Hasta nunca desgraciado.
C: ¡Bieeeeeen! Por fin se larga.


C: Silvia, ¿qué haces vestida?
Silvia: Me voy, se me ha cortado el rollo...
C: No hace falta que te vayas, ya está todo solucionado.
S: ¿Seguro?
C: Que si, ya no va a aparecer más.
S: Cierra el pestillo por si acaso.
C: Vale, pero te vuelvo a repetir, ganas más desnuda que vestida.
S: Voy tontorrón.


A la semana siguiente, los padres de Carlos tenían que irse por cuestiones laborales del padre. Por lo que tras el colegio, hablaron con Carlos para decirle que se quedaba a cargo de la casa y... de su hermano.


C: ¿De mi hermano también?
Aurora: También.
C: Pero si es un muermo.
A: Carlos, no hables así de tu hermano.
C: Pero es cierto...
Oscar: Hijo, ya has escuchado a tu madre. No hay más que hablar. Si te gusta bien y sino también, es lo que hay.
C: Vaaaaale.


Tras cerrar la puerta, Carlos sacó su móvil y llamo a sus amigos.
C: Tú, Esteban, coge tus cosas y tira para mi casa, ya estás tardando. Que esta noche tenemos fiesta.
Esteban: ¿Y tus padres?
C: Se han largado.
E: ¿Y tu hermano?
C: ¿Tu vas a dar mucho por culo? ¿Vas a venir o no?
E: Sí claro. Ya llamo yo al Luis.
C: Os espero en casa.


Los amigos llegaron y la fiesta comenzó, bailaron, bebieron, bailaron, bebieron, bebieron, bebieron...


Mientras tanto, Ricardo...
Ricardo: Mister, ¿no te han cepillado todavía? Mira que le tocaba a Carlos. Bah, déjalo, ya lo hago yo.
Mister: Guau, guau.


R: Jajajaja, no me lamas el cuello, que tengo cosquillas, jajaja.


Ya eran cerca de las 12 de la noche y los chicos apenas se mantenían en pie, pero seguían bebiendo, ahora estaban brindando por ellos, por la amistad. Qué tiernos nos ponemos cuando bebemos...


C: Esta me gusta, vamos a bailar.
Luis: Me encanta, la mejor del año.
E: Yiiiiijaaaaaa.


Carlos, estaba en el mundo de nunca jamás, era feliz y sólo le importaba eso.


Luis, parecía un pirata, ya llevaba casi una botella de ron el solo...


Esteban bailaba sin parar, aunque pusieran los Cantores de Híspalis, le daba igual, estaba en un estado que no le importaba nada.


Las horas pasaban y las botellas se acababan, tras dos rondas de chupitos, tocaba bailar el Chiqui-chiqui...


Por la mañana...
C: Uf, qué dolor de cabeza... ¡Ah! ¿Richy? (Hermano de Carlos) ¿Qué hora es? ¿Richy?


L: Buaaaff, menudo dolor de cabeza colega... ¿Qué hora es?
E: Ni idea...


C: Luis, ¿tu te acuerdas qué pasó ayer?
L: Ehmmm, no... sé que pasó algo pero no caigo ahora.


E: ¿De verdad que no te acuerdas? 
C: ¿Te acuerdas de lo que pasó?
E: Cómo lo voy a olvidar, con el cachondeo, llamaste a la vecina y la invitaste a la fiesta y cuando llegó la pusimos a jugar al "Bebe, bebe" y después te la metiste en la cama.
C: ¿Seguro?
E: Como que estamos aquí ahora mismo.
C: Entonces, ¿por qué se ha ido tan pronto?
E: Joder, joder, la hemos cagado.
C: ¿Por qué? ¿Qué hora es?
E: Son las 11 y estamos a lunes. 
C: JODER, la hemos cagado, vámonos, rápido.


Los chicos se vistieron, cogieron las motos y se largaron.
L: Ya le vale a Richy no avisarnos cuando se fue al instituto...




CONTINUARÁ...